El coaching de equipos en el aquí y ahora, la gestión del espacio

 In Team Coaching

ÍNDICE:

  1. El aquí y ahora como herramienta del coach
  2. La geografía del equipo
  3. La disposición del coach de equipo en el espacio

 

1.- El aquí y ahora como herramienta del coach

Los principales instrumentos estructurales del coaching de equipos se basan en que el coach sea capaz de estar atento y aferrarse a la realidad, según Alain Cardon en su libro Coaching de Equipos.  Se trata de estar atento a lo que sucede entre las personas, para después poder contar con esas interacciones y utilizarlas en la búsqueda de la eficiencia del equipo. Para ello es necesario una escucha activa y una disposición creativa por parte del coach de equipo.

 

 

“Pero después de haber desarrollado las capacidades de escucha y de atención a la forma de actuar de un equipo, ¿cómo utiliza un coach el aquí y ahora?”

La función del coach en el aquí y ahora ayuda al equipo a que tome conciencia de su forma de ser y de hacer dentro de dos dimensiones esenciales y complementarias:

– Lo que se centra en el aquí, ya que el equipo debe gestionar lo que concierne al espacio, territorio y geografía. Es la parte de la dimensión estratégica y política.

– Lo que se centra en el ahora como gestión del tiempo, de los ritmos y de la cadencia del trabajo en equipo. También incluye plazos y dimensiones temporales de los proyectos del equipo.

Existen distintas formas de organización dentro de la estructura empresarial, por ello, el coach debe ser quien dirija y guíe ese proceso de toma de conciencia para la gestión del espacio/tiempo y el descubrimiento de las distintas formas de organización. Lo que más ayudará al equipo a desarrollarse es la participación del coach en las reuniones, permitiéndole tener a éste, un marco de observación e intervención privilegiado.

En este post nos centraremos en el “aquí”, haciendo hincapié en cómo identificar dónde estamos y viendo la ubicación del coach. En el próximo post hablaremos acerca del “ahora”, pérdida de tiempo, exceso de trabajo y plazos.

2.- La geografía del equipo

Cuando hablamos de geografía del equipo, nos referimos al mapa de interacciones que se produce entre los miembros del mismo, es decir, afinidades, antagonismos, coaliciones, clanes y subgrupos en el seno del equipo.

También influye el lugar que ocupe cada miembro respecto al resto de sus compañeros. Algunas preguntas útiles que podríamos formularnos para describir la geografía de un equipo son:

– ¿Quién se sienta al lado de quién y enfrente de quién?

– ¿Cuáles son los subgrupos compuestos por miembros en proximidad inmediata?

– ¿Quién suele situarse cerca del líder?

– ¿Cuáles son los espacios o “rupturas” en la geografía del grupo?

– ¿Quién se sienta delante y quién al fondo de la sala?

– ¿Quién cambia de sitio regularmente y quién conserva el mismo?

– ¿Quién se coloca en los extremos?

– ¿Quién se queda fuera del círculo y quién se sitúa en el centro?

 Debemos estar atentos a las disposiciones geográficas repetidas en las pausas y las comidas. Esta geografía del equipo que se repite en el día a día se observa con más nitidez cuando realizamos alguna actividad fuera del entorno laboral. Es aquí donde nuestros programas de Team Coaching y Team Building adquieren gran potencia. Fuera del entorno habitual la gente se relaja y actúa de forma natural propiciando un ambiente ideal para la intervención de nuestros coach.

 

3.- La disposición del coach de equipo en el espacio

La disposición del coach, ¿influye en su coachee? Por supuesto que sí, de hecho, con sólo un cambio de sitio puede provocar cambios relativos si lo hace al lado de una persona o de otra.

También el coach puede ser ejemplar en su flexibilidad cambiando siempre de lugar, cambiando el ángulo de visión con el simple hecho de mover su silla… Son pequeños detalles que provocan una modificación del equilibrio de la sala facilitando así la movilidad general y la circularidad.

“Al igual que puede modificar el equilibrio de la sala, el coach puede reequilibrar las relaciones y las comunicaciones entre los miembros del equipo en una situación en la que se den mensajes en pequeños grupos.”

Si la información o cuestión es importante y ésta le ha sido transmitida al coach en algún descanso o parada de comida, éste debe volver a sacarla de nuevo en la reunión conjunta. Que el coach actúe así, permitirá reequilibrar la comunicación colectiva en los equipos.

 

 

“Los extremos pueden ser reorientados por el coach mediante una modelización de las propuestas poco habituales, de soluciones fuera de las normas, o de formas de pensar diferentes”

Una técnica sencilla de todo esto es que el coach cree una relación privilegiada con la persona a la que desee captar su atención. Mientras el resto de equipo escucha, el coach continúa la intervención captando toda la atención de la persona incidiendo en el contacto visual. Éste es un juego de miradas circular y constante que invitará al interlocutor a interesarse por la conversación o acción y de ahí el coach obtendrá su participación.

Como decíamos anteriormente nos hemos centrado en el “aquí”, incidiendo en aspectos que te pueden guiar en visualizar el mapa de interacciones de los equipos además de como actuar en las intervenciones con el equipo. En el próximo post hablaremos acerca del “ahora”, pérdida de tiempo, exceso de trabajo y plazos.

Start typing and press Enter to search