13 señales que muestran que un empleado está a punto de irse

 In Gestión de las relaciones, Team Coaching

La rotación de los empleados es una preocupación importante para las empresas. Éstas invierten tiempo y dinero en la captación y retención de los empleados, que muchas veces acaban abandonando la compañía, y ello genera frustración entre los directivos que los contrataron. Se calcula que el coste de perder a un empleado puede llegar a multiplicar por 1,5-2 el salario anual de este.

Por ello, es importante detectar las señales de que un empleado está a punto de irse de la empresa. Un estudio sobre la rotación voluntaria de empleados realizado por Tim Gardner, de la Escuela de Negocios Jon M. Huntsman de la Universidad Estatal de Utah, muestra las claves que pueden ayudar a identificar cuando un empleado va a dejar la compañía.

 

1- Ya no se compromete con proyectos a largo plazo

Cuando un empleado ha tomado la decisión de salir de una organización, es menos propenso a comprometerse con un proyecto a largo plazo, ya que podría impedirle cumplir con su fecha de salida.

 

2- Está más activo en LinkedIn

Un aumento repentino de nuevos contactos o artículos compartidos podría ser un indicador de movimiento y de un futuro cambio laboral. Construir nuevas conexiones en LinkedIn, visitar sitios de búsqueda de empleo o investigar otras compañías es una indicación de que alguien quiere cambiar de trabajo.

 

3- Participa poco durante las reuniones

Si un empleado contratado de repente se vuelve menos activo durante las reuniones, puede ser una indicación de que se va a ir. Este es un indicador bastante sólido de que algo pasa. Puede tratarse de una crisis familiar o personal, pero en cualquier caso no hay que pasarlo por alto.

 

4- Desea asistir a muchas conferencias o cursos

El empleado que nunca ha mostrado interés en asistir a conferencias o cursos y de repente comienza a ir podría hacerlo con el objetivo de fortalecer sus habilidades o conocimientos o podría estar tratando de ser más visible.

 

5- Muestra mayor absentismo

Esta es otra señal evidente de que alguien se está desvinculando de la empresa. Tal vez la persona está buscando nuevas oportunidades de empleo y realizando entrevistas de trabajo, por lo que necesita más disponibilidad de tiempo y, por lo tanto, falta más al trabajo.

 

6- Recibe más llamadas personales

¿El empleado deja frecuentemente las reuniones o su espacio de trabajo para recibir llamadas personales? Esa llamada telefónica podría ser un indicador de nuevos contactos profesionales, aunque siempre es necesario descartar posibles temas de carácter familiar o personal.

 

7- No ha sido incluido en una promoción o aumento de sueldo

Un empleado que se siente frustrado, desalentado y subestimado porque no fue incluido en dicha promoción o incremento salarial puede estar motivado para buscar un trabajo donde perciba más reconocimiento.

 

8- Se ha estancado en su posición

El empleado siente que no puede aportar más a la empresa y que está estancado y aburrido, hecho que puede llevarle a buscar fuera nuevos retos más motivadores.

 

9- Ha sufrido un cambio importante en su vida

Los cambios personales importantes en la vida sacuden a las personas. Cada una de estas situaciones puede influir en si un empleado decide permanecer en la empresa o salir de ella. Por ejemplo, tener un hijo puede forzar a alguien a buscar un trabajo en el que gane más dinero. El cuidado de un ser querido podría hacer que una persona busque un trabajo que pueda hacer a distancia.

 

10- Su productividad ha disminuido

Cualquier alteración del comportamiento que apunte al denominado presentismo —el fenómeno de los empleados que aparecen en el trabajo sin estar completamente presentes—, disminuyendo su eficacia y su productividad es un signo de alerta.

 

11- Tiene una mala relación con otro empleado o con algún directivo

Las relaciones laborales son muy importantes. Por eso, si se observa una relación tóxica entre dos empleados o con algún directivo, existe la posibilidad de que uno de ellos acabe por marcharse.

 

12- Realiza pausas más largas

Las pausas son esenciales y necesarias, pero si un empleado realiza pausas más frecuentes o pausas de almuerzo más largas, es probable que sea un indicador de que se está desvinculando de la empresa.

 

13- Ha comenzado a quejarse

Si un empleado típicamente feliz y contento se queja de repente, ello puede ser un indicador de que ya no se siente alineado con los valores y objetivos de la empresa. Además, el peligro es que su descontento se propague entre otros miembros del equipo.

Ante esta situación, ¿qué se puede hacer para mejorar la retención de los empleados?

  • Seleccionar desde el principio a las personas adecuadas para la organización.
  • Utilizar pruebas basadas en el comportamiento y pruebas de competencia.
  • Asegurarse de que el candidato esté alineado con los valores y la filosofía de la empresa.
  • Ofrecer un paquete de beneficios e incentivos atractivo, competitivo y amplio, que incluya no solo aspectos materiales, sino también emocionales.
  • Crear oportunidades de crecimiento profesional y personal a través de la formación continuada y el aprendizaje.
  • Hacer que el lugar de trabajo sea divertido y motivador mediante la organización de actividades de team building relacionadas con la actividad de la empresa.
  • Resolver cualquier fricción existente entre los empleados antes de que se intensifique.
  • Involucrar a los empleados en la toma de decisiones importantes.
  • Practicar una política de comunicación clara y transparente acerca de las metas, los roles y las responsabilidades de los empleados.

Start typing and press Enter to search